Sistema inmune

Así se desarrolla el sistema inmunológico de tu bebé

Los bebés nacen con un sistema inmunológico inmaduro. Con la ayuda de la leche materna, y otros factores, el sistema inmunológico de tu bebé se desarrollará.

El desarrollo del sistema inmunológico durante la primera etapa de vida es una importante base para el futuro saludable del niño. Al nacer, el sistema inmunológico de tu bebé aún se encuentra inmaduro. Debe aprender a lidiar con agentes patógenos. En los primeros 1.000 días, factores como la lactancia materna pueden impactar en el desarrollo de una fuerte defensa inmunológica.

La llamada “protección del nido” es una gran ayuda al principio. Durante el embarazo, tu bebé adquiere anticuerpos a través tuyo, por medio de la placenta.

Si bajan las defensas maternas, el sistema inmunológico del bebé se queda solo. Debe producir anticuerpos de forma independiente y generar las defensas adecuadas contra las infecciones.

El intestino contribuye a un sistema inmunológico saludable

Las bacterias benignas del intestino ayudan a entrenar el sistema inmunológico. El cultivo de estas bacterias comienza durante el parto y poco después. En un parto normal, los bebés reciben una “ayuda inicial” a través de la flora vaginal de la madre.

Una dieta equilibrada también juega un papel importante en el desarrollo de la flora intestinal, e influencia el desarrollo saludable del sistema inmunológico.

La leche materna contiene prebióticos, que son carbohidratos no digeribles. Estos promueven una flora intestinal saludable y fortalecen las defensas del bebé. Sirven de “comida” para la bacteria benigna presente en el intestino, ayudando a reprimir a los gérmenes perjudiciales.

Una congestión nasal sirve de entrenamiento para el sistema inmunológico

Los niños que tienen hermanos corren mayor riesgo de contraer enfermedades. Pero cuánto más crece tu hijo, mayores son sus defensas, y menos propenso será a contraer infecciones gripales. Lo que podés hacer ahora es apoyar las defensas inmunológicas de tu bebé siguiendo estos consejos:

  • Ejercicio regular, preferiblemente al aire libre – incluso en invierno o cuando el clima esté feo
  • Suficiente sueño y descanso, evitar el estrés y el ruido
  • Evitar la higiene extrema – el contacto natural con los gérmenes presentes en el ambiente promueve un buen sistema inmunológico
  • Vacunas – las que se recomiendan para los niños durante su primer año de vida

El desarrollo del sistema inmunológico

¿Sabías que la respuesta inmunológica se desarrolla principalmente durante los 3 primeros años de vida? Durante este tiempo, podés promover el desarrollo de un fuerte sistema inmunológico a través de una dieta adecuada. Un sistema inmunológico bien equilibrado reduce el riesgo que los niños tienen de contraer alergias y ser susceptibles a infecciones. Además, los protege contra enfermedades autoinmunes.