Síntomas del malestar matutino y algunas soluciones

No hay dos mamás que experimenten el malestar del embarazo del mismo modo: lo que alivia los síntomas de una puede no funcionar para la otra. Si estás atravesando la etapa de malestar leve del embarazo, comúnmente llamado "malestar matutino", A veces son síntomas leves y en otros casos severos, es importante que siempre consultes con un profesional de salud. Te damos algunas opciones para facilitar el control de los síntomas:

Consejos:

- En la medida de lo posible no suspender comidas,

- Es preferible realizar pequeñas ingestas de alimentos secos y salados a lo largo del día en lugar de pocas comidas copiosas

- Evitar ayunos prolongados

- Elegir alimentos que no generen rechazo y que tengan olores y sabores suaves

- Prestar especial atención a la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación

- Consumir líquidos alejados de las comidas

- No consumir bebidas ni alimentos irritantes: café, mate, condimentos fuertes y comidas picantes, alimentos fritos

- Evitar comidas grasosas

- Evitar gaseosas en general, especialmente las colas

Soledad y aislamiento

Cualquier nivel de malestar matutino puede provocar aislamiento y depresión, pero cuanto más intenso es, peor te hace sentir. La hiperemesis gravídica es la presencia de náuseas y vómitos intensos y persistentes durante el embarazo. Pueden llevar a la deshidratación, pérdida de peso y desequilibrios electrolíticos. En estos casos es recomendable consultar a un profesional de la salud.

Referencias
1. Ministerio de Salud de la Nación. Dirección Nacional de Maternidad e Infancia. Cartilla Embarazo y Nutrición – 2006.