Consejos para bebés quisquillosos

Sin complicaciones

Trucos para convencer a comensales quisquillosos

Si bien los comensales quisquillosos pueden hacer que el momento de la comida sea difícil, es importante mantenerse calmo y no darse por vencido. Ofrecerle a tu bebé una variedad de nuevos sabores y texturas es la mejor forma de ayudarlo a obtener los nutrientes que necesita. Por lo que si se rehúsa a comer brócoli un día, intentalo nuevamente. Puede que le guste la próxima vez.

Consejos para comensales quisquillosos

Si tu bebé tiende a comer solamente algunas de sus comidas preferidas, es probable que no desarrolle el gusto por una alimentación más variada y equilibrada, y puede fácilmente convertirse en un comensal quisquilloso. La mayoría de los bebés aceptan una gran variedad de sabores hasta que llegan a la niñez. Lo que importa es intentar que incorpore la mayor variedad posible a su dieta de forma temprana para asegurarse que reciba los nutrientes que necesita.

Aquí hay algunas sugerencias acerca de cómo alentar a tu bebé a comer una mayor variedad de alimentos:

  • - Dar el ejemplo: probá su comida y hacé gestos y sonidos agradables para que tu bebé entienda que es un alimento atractivo
  • - Comenzá de a poco: las porciones pequeñas resultan menos abrumadoras y siempre puedes ofrecerle un poco más si llega a gustarle
  • - Ofrecele porciones de diferentes sabores, para que, si no le gusta una, pueda probar otra. Evitá ofrecerle su alimento preferido muy frecuentemente
  • - Si tu bebé lo escupe, volvé a intentarlo otro día…quizás mezclado con un poco de su alimento preferido. Recordá, probablemente debas tener paciencia
  • - Probá el mismo alimento de diferentes formas, como por ejemplo puré de zanahorias y bastoncitos de zanahorias que pueda agarrar y comer
  • - Hacé que las comidas sean divertidas y atractivas ofreciéndole un arco iris de colores, como brócoli verde, batata naranja y banana amarilla. Hablarle sobre los diferentes colores puede despertar su interés
  • - Si bien no debés presionar a tu bebé para que coma algo que no le gusta, una suave insistencia puede persuadirlo de volver a probarlo
  • - Coman juntos: es más probable que los niños coman determinado alimento cuando vos también lo comes junto a ellos

Referencias:
Hammons AJ & Fiese BH. ¿Está relacionada la frecuencia de las comidas compartidas en familia con la salud nutricional de niños y adolescentes? [Online]. 2011. Disponible en: http://pediatrics.aappublications.org/content/127/6/e1565[Ingresado en julio de 2014]