La importancia de cada nutriente en la alimentación saludable de tu hijo

Las vitaminas y minerales que necesita tu hijo

Tu hijo está creciendo y desarrollándose de maneras fascinantes e increíbles. Esta etapa de rápidos cambios requiere una alimentación rica en una variedad de nutrientes para contribuir con su salud ahora y para brindarle una base saludable para su crecimiento y desarrollo futuros. Descubrí cuáles nutrientes son esenciales, y por qué, junto con sugerencias sobre alimentos que podés incluir en la alimentación de tu hijo.

Contribuir con el desarrollo de tu hijo a través de una alimentación saludable

Entre las edades de 1 y 3 años, tu hijo está en un período rápido e importante de crecimiento y desarrollo. Durante este tiempo, su peso aumentará alrededor de un 40%, crecerá un 25% más en altura y sus órganos continuarán desarrollándose para acompañar a su cuerpo en crecimiento.

A nivel de desarrollo, está progresando a un ritmo increíble. El aumento de la actividad física y mental le va a permitir pasar de sus primeros pasos tambaleantes a correr y saltar, y del balbuceo de bebé a oraciones complejas. Para cuando cumpla 3 años, el crecimiento cerebral de tu hijo estará completo en un 75%.

Las necesidades nutricionales de tu hijo son diferentes de las tuyas; requiere nutrientes para el crecimiento y el desarrollo, mientras que tu alimentación solo necesita sostener y mantener tu cuerpo adulto.

Para impulsar todo este desarrollo, los niños pequeños necesitan una alimentación saludable, rica en una amplia variedad de nutrientes. Sin embargo, sus necesidades son diferentes de las de los adultos. Ciertos nutrientes son más importantes en esta etapa, durante la cual se están sentando las bases para todo el crecimiento y aprendizaje futuros.

Los nutrientes clave a incluir en la alimentación de tu hijo son:

El Hierro

RNI de hierro para niños pequeños = 6,9 mg por día (RNI es la Ingesta de Nutrientes de Referencia, la cantidad de un nutriente que se considera suficiente para satisfacer las necesidades de la mayoría de las personas. La establece el Ministerio de Salud).

El hierro es un oligoelemento que realiza muchas funciones vitales en el cuerpo. Desempeña un papel importante en la formación de hemoglobina, la proteína presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por todo el cuerpo. También contribuye con el desarrollo del cerebro de tu hijo, preparando el terreno para toda una vida de aprendizaje.

Como resultado, los niños pequeños necesitan casi 5 veces más hierro por kilogramo de peso corporal que un adulto.

Aunque el hierro se encuentra en muchos alimentos, más de la mitad de los niños de hasta 3 años no reciben la cantidad de hierro recomendada en su alimentación. La falta de hierro puede hacer que tu hijo se sienta cansado y letárgico, mientras que un caso más grave de anemia por deficiencia de hierro puede ocasionar graves problemas de salud y desarrollo.

El Calcio

RNI de calcio = 350 mg por día.

El calcio es importante para un desarrollo óseo normal. También contribuye a la coagulación sanguínea, las funciones nerviosas y musculares, y ayuda a mantener los dientes y huesos saludables a medida que tu hijo crece.

Los niños necesitan 3 veces más calcio que un adulto en proporción con su tamaño, así como también una ingesta adecuada de vitamina D para ayudar a que el cuerpo lo absorba.

La leche es una excelente fuente de calcio. Sin embargo, no es bueno que tu hijo tome más de 600 ml de leche por día ya que puede dejarlo lleno y afectar su consumo de otros alimentos y nutrientes.

Algunas buenas fuentes de calcio para incluir en la alimentación de tu hijo son:

  • - Leche pasteurizada – 100 ml proveen 118 mg
  • - Yogurt – 1 pote promedio (125 g) provee 152 mg
  • - Queso para untar – 1 pote promedio (55 g) provee 86 mg
  • - Queso cheddar – 1 trozo pequeño (20 g) provee 150 mg
  • - Tofu – 1 rebanada (20 g) provee 296 mg

El Zinc

RNI de zinc = 5 mg por día.

El Zinc es un oligoelemento esencial que se encuentra en todos los tejidos del cuerpo. Está implicado en el crecimiento, el metabolismo de los huesos, la curación de heridas, y la función enzimática. También tiene efecto en el sentido del gusto y olfato de tu hijo.

Los niños pequeños necesitan encima de 3 veces más de zinc que los adultos, en proporción con su tamaño, y un consumo saludable contribuye con un crecimiento óptimo a lo largo de la niñez.

Algunos alimentos ricos en zinc para incluir en la alimentación de tu hijo son:

  • La Carne
  • La Leche
  • Los Productos lácteos, como el queso
  • El Pan
  • Los Cereales

La vitamina A

RNI de vitamina A = 400 microgramos (0,4 mg)

La vitamina A tiene muchas funciones, siendo importante para la visión, la piel, y la salud celular. Una ingesta saludable de esta vitamina contribuye a la salud futura de tu hijo construyendo una respuesta inmune saludable.

La vitamina A se encuentra presente en:

  • - Los Quesos
  • - Los Huevos
  • - Los Untables fortificados bajos en grasas
  • - El Yogurt

Otra fuente de vitamina A son los beta-carotenos, una sustancia que se encuentra en los vegetales y frutas de color verde oscuro y naranja, que el cuerpo puede convertir en una forma utilizable. Incluí muchas fuentes buenas en la alimentación de tu hijo, como zanahoria, batata, nabo, mango, espinaca, repollo y col verde oscuros.

La vitamina C

RNI de vitamina C = 30 mg por día.

La vitamina C es importante para el funcionamiento del sistema inmunológico en desarrollo, y es un antioxidante y antihistamínico natural. Al brindarle mucha vitamina C en la alimentación de tu hijo, estarás ayudando a fortalecer sus defensas naturales que lo van a ayudar durante toda su vida.

Los niños pequeños necesitan 4,5 veces más que un adulto en proporción con su tamaño.

Algunas fuentes apropiadas de vitamina C para la alimentación de tu hijo son las frutas y vegetales frescos, en particular:

  • - La Espinaca
  • - Los Tomates
  • - Las Frutillas y frutos rojos
  • - Las Naranjas
  • - El Brócoli
  • - Limón
  • - Mandarina
  • - Kiwi

La vitamina D1

RNI de vitamina D = 7 microgramos por día.

Conocida por su papel en el desarrollo normal de los huesos, la vitamina D tiene otras funciones importantes. Juega un papel importante en la construcción del sistema inmunológico saludable que protegerá a tu hijo a medida que crece, contribuyendo con una función inmunológica saludable y combatiendo las infecciones. Esta vitamina generada por el sol también se asocia con un menor riesgo de alergias.

La principal fuente de vitamina D son los rayos UVB del sol. Desafortunadamente, dada la latitud del Reino Unido sólo obtenemos niveles suficientes de luz solar de abril a octubre. El uso de protector solar, que es importante para proteger la piel de tu hijo, implica otra barrera para obtener suficiente vitamina D de forma natural.

Algunos alimentos contienen vitamina D, pero es difícil para los niños pequeños obtener los niveles recomendados sólo con la alimentación. Por esta razón, los profesionales de la salud recomiendan que los niños pequeños reciban lácteos y alimentos fortificados en esta vitamina.

Ofrecele a tu hijo refrigerios ricos en nutrientes para aumentar su ingesta nutricional entre comidas:

  • - Palitos de zanahoria con humus
  • - Rodajas de manzana con queso crema
  • - Yogurt con trocitos de banana
  • - Queso grillado sobre palitos de tostada
  • - Un huevo duro

Referencias
1. Foro de Infantes y Niños Pequeños. Previniendo la deficiencia de vitamina D en los niños pequeños [Online]. Disponible en: www.infantandtoddlerforum.org/vitamin-d-deficiency#.U3KTWqJrnXR [Ingresado: Mayo de 2014]