Impacto en la salud durante el primer trimestre

Los cimientos de la vida de tu hijo se forjan durante el primer trimestre del embarazo. Obtené información sobre cuáles son las decisiones que podés tomar que afectarán la salud futura de tu hijo.

El primer trimestre: las primeras etapas de desarrollo

Durante el primer trimestre, tu hijo se desarrolla a partir de un conjunto de células que se dividen rápidamente y forman un feto humano reconocible con características faciales y una longitud de aproximadamente 7 cm. Esta increíble transformación significa que los órganos vitales del hijo comienzan a desarrollarse solo semanas después de la concepción. El corazón, el cerebro, la columna y los intestinos son los primeros en desarrollarse. En el primer trimestre de embarazo, el corazón de tu hijo latirá normalmente y se comenzarán a formar los brazos y las piernas. Alrededor de las 8 semanas, este pequeño embrión ya ha comenzado a formar todos los componentes de un humano adulto, desde los músculos hasta los folículos pilosos.

La placenta tiene una función fundamental en este rápido desarrollo. Este órgano vital requiere un suministro estable de nutrientes para funcionar correctamente y proporcionar a tu hijo los nutrientes que necesita para crecer.

El desarrollo de tu hijo durante el primer trimestre

Las instrucciones genéticas incorporadas de tu hijo son responsables solo en parte de la forma en que funcionan sus órganos primarios. Desde el momento de la concepción, su desarrollo también se ve notablemente influenciado por factores externos. El entorno, el estilo de vida y la nutrición cumplen un papel importante en la forma en que se desarrollan los órganos de tu hijo durante estas primeras etapas. El tabaquismo, las drogas y el alcohol pueden tener un impacto negativo, y se debe evitar su consumo, mientras que una dieta saludable y equilibrada garantizará que tu hijo reciba los nutrientes que necesita.

Mantener una dieta y un estilo de vida saludables durante el primer trimestre del embarazo y en el período posterior ayudará a sentar las bases de la salud futura de tu hijo.