El desarrollo de tu bebé entre los 7 y 9 meses de edad

Todo a la boca

Desde alimentos a juguetes… están ansiosos por explorar

Gateando, arrastrándose o deslizándose, entre los 7 y 9 meses de edad, tu inquieto bebé está dando los primeros pasos para caminar. Su capacidad de hacer gestos y decir tu nombre demuestra cuánto está mejorando su capacidad comunicativa. Pero puede pasar un tiempo hasta que comprenda el significado de la palabra “no”.

Qué esperar entre los 7 y 9 meses de tu bebé

Entre los 7 a 9 meses, el desarrollo de la conciencia tu bebé sobre el mundo que lo rodea hace que todo sea una aventura. Desde tirar de las cortinas hasta encontrar huecos y grietas, puede que pases mucho tiempo vigilándolo.

También es común que durante el desarrollo en el séptimo mes de vida reafirme sus preferencias, especialmente sobre un juguete o alimento. Y aunque quizás ansíes que el momento de la comida no presente contratiempos, una dieta variada es clave para proporcionarle las vitaminas y los minerales que necesita.

La personalidad individual y las señales de independencia del bebé resultan más visibles alrededor de los siete meses.

Tu bebé también puede responder a tu voz e incluso intentar decir tu nombre– aunque puede que confunda “mamá” con “papá”.

Y si aún no viste ninguna señal de su primer diente, normalmente aparecerá entre ahora y los nueve meses de edad. Babear y tener un temperamento irritable pueden ser señales de que le está por salir un nuevo diente.

Desarrollar nuevas formas de comunicación

Las muecas son un desarrollo importante en la habilidad de comunicación de tu bebé, y un predecesor importante del lenguaje1. En lugar de llorar para que lo alces, tu bebé puede que extienda los brazos y te mire, o incluso puede darte una señal de que desea que lo bajes1.

Afinar sus habilidades motoras

Tu bebé de 7 meses estará entusiasmado por moverse, ¡de cualquier forma en que pueda! Algunos gatean, se arrastran, deslizan o voltean, mientras que otros combinan las cuatro formas. De todos modos, dejar un juguete apenas fuera de su alcance fomentará que se acerque a él y ayudará a mejorar su movilidad.

Ahora puede sentarse solo y levantar juguetes. El momento del juego es ahora más independiente que hace algunos meses.

Puede que incluso tenga la fuerza suficiente para mantenerse de pie con muy poca ayuda, lo que resulta una preparación muy útil para aprender a caminar. La habilidad de sostener y beber de una taza, y posiblemente comer de una cuchara, hace que el momento de la comida sea también más independiente.

Alimentar el desarrollo de tu bebé

El hierro continúa siendo un nutriente importante para el desarrollo cerebral tu bebé de entre 7 y 9 meses. De hecho, a los 7 meses tienen casi el mismo requerimiento de hierro (por kilo de peso corporal) que un hombre de 30 años. Los alimentos ricos en hierro como las carnes rojas magras, pollo, huevos, legumbres, y verduras de hojas verdes son parte esencial de una dieta de destete saludable. Los cereales fortificados [GF1] para bebés también son una buena fuente de hierro.

Si estás dándole mamadera, quizás quieras optar por una leche de continuación. Especialmente formulada para complementar una dieta de destete, puede proporcionar hierro agregado, vitaminas y minerales, junto a los beneficios de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, prebióticos y nucleótidos. Investigaciones demuestran que dos ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga – particularmente AA y DHA, que se encuentran naturalmente en la leche materna – son importantes para el desarrollo del cerebro del bebé, sus ojos y su sistema nervioso.

Abordar las texturas más gomosas

Al comenzar a incorporar nuevos sabores y texturas más espesas, puede que te resulte más fácil incorporar una mayor variedad de alimentos ricos en hierro (como por ejemplo pescados grasos, carne y frutas disecadas) en la alimentación de tu bebé de entre 7 y 9 meses. Para más información acerca de cómo preparar alimentos para la edad de tu bebé, consultá nuestros artículos sobre Primeras comidas.

Las texturas más gomosas ayudan al desarrollo de los músculos del habla.

Darle una cuchara a tu bebé le ayudará a aprender a comer, y si continúa levantando la comida, puede ser una señal de que está listo para intentar comer solo. Aunque quizás sea desordenado, puede que de este modo coma más.

Formas de estimular su desarrollo

A medida que tu bebé gana más control sobre los músculos de sus piernas, saltar sobre tu regazo o en una silla mecedora puede hacer que la diversión no termine nunca. En esta etapa, un patio de juegos casero provisto de mantas y almohadones, resultará perfecto para que fortalezca sus músculos mientras deambula por allí. Recordá quedarte siempre cerca para cuidarlo cuando comienza a explorar su alrededor con sus nuevas habilidades.

Ayudar a tu bebé a formar palabras

Aunque entre los 7 y 9 meses aún no habla, tu bebé comienza a reconocer su propio nombre y pronto comenzará a voltearse cuando lo oiga.

El balbuceo al azar comenzará a sonar más como palabras al repetir los sonidos que dominan. Hablarle, leerle y cantarle puede ayudarle a reconocer los sonidos y copiarlos. Cantarle a tu bebé es una gran forma de estimular su patrón del habla. También puede fomentar el vínculo y el desarrollo del cerebro.

PRÓXIMOS PASOS

¿Qué comer entre los 7 y los 9 meses? Lista:

  • - Alimentos almidonados – panificados, cereales, pasta, arroz y papa. Servir una porción en cada comida.
  • - Frutas y vegetales – frutas y vegetales frescos, congelados, disecados. Servir variedad en cada comida.
  • - Lácteos – el queso y yogurt son ricos en proteínas y calcio.
  • - Carne, pescado y variantes – este grupo incluye también huevos, tofu y legumbres, como guisantes, frijoles y lentejas.
  • - Alimentos ricos en grasa y azúcar – aceite, manteca, tortas y galletas, todos pertenecen a este grupo. Estos no son alimentos apropiados para esta etapa excepto en pequeñas cantidades de grasas y aceites al cocinar y manteca finamente untada sobre pan o tostadas.
  • - Sal – los riñones en desarrollo de un bebé no pueden asimilar una alta ingesta de sal. Evitá agregar sal a los alimentos o comidas que prepares para tu bebé y no lo alimentes con comidas procesadas ya que a menudo contienen altos niveles de sodio.
  • - Leche – entre los seis y doce meses, los bebés deben beber entre 500–600ml de leche materna o fórmula por día.

Referencias
Crianza. Guía mes a mes con los objetivos del bebé [Online]. Disponible en: www.parenting.com/article/month-by-month-guide-to-babys-milestones [Ingresado en abril de 2014]